Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/9385
SEQUIA

Formosa entre las siete provincias que deben limitar el consumo de agua por la bajante del río Paraná

El Gobierno nacional pidió a los ciudadanos de siete provincias limitar el consumo diario de agua ante la mayor bajante en 77 años del río Paraná, señaló un comunicado oficial difundido en las últimas horas del lunes.

La bajante es récord también en la cantidad de tiempo, debido a que las aguas permanecen bajas hace 730 días

El río es la vía de transporte del 80% de las exportaciones del agro argentino y fuente de agua potable y energía importantes poblaciones urbanas. Sin embargo, debido a una prolongada escasez de lluvias en el sur de Brasil el Paraná actualmente está en su nivel más bajo desde 1944.
 
Ante esta situación, el Gobierno pidió a las personas “ahorrar agua en el consumo diario” y “almacenar agua de lluvia y utilizarla para regar”, como también no realizar quemas de pastizales para evitar la propagación de amplios incendios como los sufridos el año pasado durante el invierno austral.

El pedido del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) apunta especialmente a las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Las recomendaciones fueron emitidas por la Jefatura del Gabinete de Ministros, a cargo de Santiago Cafiero, en cumplimiento de lo dispuesto por la Ley 27.287, según un comunicado del organismo nacional.
 
El río descendió otros 13 centímetros el último fin de semana frente al puerto de la capital entrerriana y se mantiene con una altura de -33 centímetros (debajo del nivel del mar), lo que configura la peor situación hídrica detectada desde 1944. En tanto, el hidrómetro registró en el puerto de la capital de Corrientes 0,29 metros, una altura que no se registra desde 1944.

La bajante es récord también en la cantidad de tiempo, debido a que las aguas permanecen bajas hace 730 días y el pronóstico indica que continuará hasta diciembre.
 
El sábado el Gobierno anunció la asignación de 1000 millones de pesos para mitigar los efectos de la bajante, que incluyen “la afectación sobre el abastecimiento y calidad del agua potable, la navegación y operaciones de puerto, el ecosistema, la fauna íctica y la generación de energía hidroeléctrica”.
 
Sobre el margen del Paraná se encuentran importantes ciudades como las de Rosario, Paraná y Santa Fe, con amplias poblaciones. A su vez, al norte de Rosario se encuentra el polo agroportuario y agroindustrial de Argentina, un proveedor mundial líder de alimentos.
 
La Bolsa de Comercio de Rosario ha estimado que el histórico bajo nivel del río podría costar al sector exportador de granos del país una pérdida de unos 315 millones de dólares en seis meses.

(Diario Chaco)

Notas Relacionadas