Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/9200
Mundo

Escándalo a bordo: intentó abrir la puerta del avión en pleno vuelo y la ataron con cinta a un asiento

Fue en un vuelo interno en Estados Unidos; desde la aerolínea explicaron que la redujeron “por la seguridad de todos”; ahora, no podrá volver a viajar con esa empresa

Una mujer tuvo una crisis en pleno vuelo, quiso abrir la compuerta del avión, agredió a los asistentes de vuelo y luego la ataron a un asiento por la seguridad del resto de los pasajeros.

Un vuelo de cabotaje en Estados Unidos, que unía el aeropuerto de Dallas con el de Charlotte, se convirtió en una pesadilla. Todo transcurría con tranquilidad hasta que una mujer intentó abrir la compuerta del avión. En ese momento, los auxiliares de cabina intentaron interceptarla. Durante el forcejeo los agredió, hasta que lograron detenerla y la ataron a uno de los asientos.

Según un informe del medio New York Post, la pasajera tuvo un “colapso mental” que provocó que se quisiera bajar del avión. Los testimonios de los pasajeros coincidieron en que empezó a haber corridas, comentarios susurrados e imposibles de descifrar y movimientos extraños entre los asistentes de vuelo. Al rato, el comisario de a bordo les pidió tranquilidad a los viajantes y que permanecieran en sus asientos debido a que había un problema en la primera fila.

Casi en simultáneo, la tripulación del avión comenzó a cerrar con llave los baños, a llevarse las bolsas de los compartimentos superiores y no quiso decir lo que estaba sucediendo, según contó la usuaria de TikTok @lol.ariee, quien grabó a la mujer mientras gritaba atada a su asiento. De hecho, en la secuencia se puede verla quejarse mientras el resto de los pasajeros desciende.

La compañía American Airlines, en tanto, informó que la mujer “intentó abrir el embarque delantero mientras agredía, mordía y escupía a los asistentes”. “¡Tienen que dejarme salir de este avión!”, relataron que gritaba. Entonces, para disiparla debieron atarla con una cinta de tela color gris a uno de los asientos. Según la empresa, lo hicieron “por la seguridad de otros clientes y la tripulación”.

Una vez que el vuelo aterrizó en Charlotte, Carolina del Norte, trasladaron a la mujer a un hospital local. La compañía, en tanto, la colocó en la lista “interna” de pasajeros que no pueden volar, mientras esperan una investigación respecto del caso.

(Fuente: La Nación)

Notas Relacionadas