Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/8389
Medicina

Lo que necesitas saber sobre los barbijos y su uso

Con la aparición del Coronavirus y la obligatoriedad de uso de barbijos, se ha generado un gran interés en la población sobre los distintos tipos de barbijos y qué usos son adecuados para cada una de ellos.

El profesional odontólogo ya está familiarizado con el uso del barbijo durante los tratamientos, ya que durante cualquier tratamiento dental, hay una transmisión de aerosoles en el aire entre el paciente y el profesional.

No obstante, es interesante comprender los mecanismos para saber cómo protegerse adecuadamente y cómo evitar la contaminación cruzada entre pacientes y profesionales.

En la transmisión aérea, hay dos mecanismos diferentes:

    Transmisión por “gotitas”: partículas grandes (> 5 µm) emitidas durante el habla, la tos o el estornudo, se sedimentan rápidamente en el entorno inmediato y contaminan las superficies del equipo y las mucosas de oído, nariz y garganta del odontólogo.

    Transmisión por “aerosoles”: las partículas finas <5 µm, emitidas por la respiración del paciente, pueden transportarse a largas distancias y son inhaladas por el odontólogo.

Como recordatorio, un coronavirus mide 100-150 nm, o 0,1 µm.

Las medidas de protección deben adaptarse según cada caso, pero en general, en el tratamiento dental hay emisión de gotas y aerosoles.

Hay 2 tipos de barbijos utilizados con mayor frecuencia: el barbijo quirúrgico y el barbijo de protección respiratoria.

La pantalla de protección ocular crea una barrera adicional contra salpicaduras, útil para proteger los ojos y la cara, pero no filtra el aire, por lo que no es un elemento de protección que se deba usar como protección única (sería un complemento a los barbijos, como alternativa a los anteojos de protección).

¿Cuál es la diferencia entre un BARBIJO QUIRÚRGICO Y UN BARBIJO DE PROTECCIÓN FFP, N95 o Kn95 ?

Un barbijo quirúrgico es un dispositivo médico regulado por La ANMAT ( Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Medica) por la Ley 16463, el decreto 9763/64 y Mercosur/GMC/RES. Nº 40/00 e incorporada al ordenamiento jurídico nacional  por la disposición 2318/02 ( TO 2004)  , Su objetivo es evitar la proyección de las gotas emitidas por la persona que lleva el barbijo hacia el entorno. También protege al usuario contra las proyecciones de gotas emitidas por otra persona. Por lo tanto, protege las gotas en ambas direcciones. Sin embargo, no protege contra la inhalación de partículas muy pequeñas en el aire, por lo que el profesional no está protegido de partículas finas (aerosoles).

Hay tres tipos de Barbijos:

    Tipo I: eficiencia de filtración bacteriana >95%.

    Tipo II: eficiencia de filtración bacteriana >98%.

    Tipo IIR: eficiencia de filtración bacteriana >98% y resistente a salpicaduras.

Los barbijos quirúrgicos generalmente utilizados en odontología son los Tipo II. El tiempo de uso recomendado por los fabricantes es muy difícil de encontrar, aunque aparentemente se recomienda cambiar el barbijo cada 4 horas. Si el barbijo se ha mojado, o si la temperatura es superior a 40°C, debe cambiarse inmediatamente. Para evitar la contaminación cruzada, es necesario cambiar el barbijo entre cada paciente.

Un barbijo de protección FFP2 , N95 o KN95 es un equipo de protección individual que sirve como protección respiratoria. Está regulado por la ANMAT. Su objetivo es proteger al usuario contra la inhalación de gotas, pero también de partículas en el aire, que pueden contener agentes infecciosos. Sin embargo, no protege completamente al paciente de la expiración de las partículas finas del profesional, sino más bien de las gotas. El uso de este tipo de barbijo es más restrictivo (molestias térmicas, resistencia respiratoria) que el de un barbijo quirúrgico.

Existen tres categorías de Barbijos  FFP2 , N95 o KN95, dependiendo de su efectividad (estimadas en función de la efectividad del filtro y la fuga facial). Así, distinguimos:

    Barbijos FFP1 filtran al menos el 80% de los aerosoles (fuga total hacia el interior <22%).

    Barbijos FFP2 filtran al menos el 94% de los aerosoles (fuga interior total <8%).

    Barbijos FFP3 filtran al menos el 99% de los aerosoles (fuga interior total <2%).

Para el profesional odontólogo es necesario llevar un barbijo FFP2 , N95 o KN95. Si el virus se transmite solo por gotitas, el barbijo FFP2 , N95 o KN95 es suficiente. Si el virus puede sobrevivir en el aire sin una gota, su tamaño microscópico le permitirá pasar la barrera del barbijo. Por lo tanto, es necesario ejercer la mayor precaución y multiplicar las barreras protectoras (barbijo, pantallas, gorras, etc.), se puede hacer uso de doble barbijo y colocar un barbijo tipo FFP2 , N95 o KN95 por encima de un barbijo  quirúrgico.

Los odontólogos también deben asegurarse de que los barbijos se adapten bien a la forma de su cara y que no tengan fugas: para verificar el ajuste de un barbijo de protección respiratoria, hay una prueba llamada Fit-Check: en ausencia de fugas, con inspiración forzada, con una lámina de plástico o con las manos en juntas sobre la mascarilla, la mascarilla debe presionarse ligeramente sobre la cara.

También se puede usar un extensor  para tirar de las correas del barbijo tanto como sea posible. El barbijo se presionará más efectivamente contra la cara. Esta técnica está especialmente recomendada para personas con cara pequeña o personas con molestias en la zona posterior de las orejas debidas a las tiras del barbijo.

Barbijos FFP2, N95 o KN95: ¡Cuidado con las falsificaciones!

Las autoridad regulatoria La ANMAT nos informa que el rendimiento de filtración del material del filtro es muy similar entre los barbijos FFP2 (norma europea EN 149), los Barbijos N95 (norma estadounidense NIOSH 42C-FR84) y los barbijos KN95 (norma china GB2626-2006).

Por lo tanto, es muy importante verificar que todos los barbijos deben estar registrados por La ANMAT consultando a tu distribuidor, porque no todos los barbijos son iguales.

De hecho, hay barbijos  FFP2, N95 y KN95  falsificados o con certificados falsificados; y es importante advertir a los odontólogos y profesionales de la salud de este peligro, por su seguridad.

Para garantizar la autenticidad de un barbijo cada envase debe constar de :

    Nombre del fabricante o Importador

    Nº de Registro como Producto Medico (ej.) 1821-01 y la leyenda “ Uso exclusivo para profesionales e Instituciones sanitarias”

    Marca y Modelo

    Nombre del Director Técnico

¿Puedo desinfectar un Barbijo descartable después de usarla?

La ANMAT no autoriza a la desinfección de un Barbijo descartable.

Han aparecido muchos tutoriales en las redes sociales para desinfectar Barbijos KN95, tratarlos con UV o esterilizarlas en un autoclave. Los fabricantes de barbijos actualmente no recomiendan este tipo de práctica.

Temas en esta nota

Coronavirus
Notas Relacionadas