Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/7494
CORONAVIRUS

Japón aprobó las vacunas de AstraZeneca y Moderna

La campaña de vacunación empezó en febrero con los trabajadores de la salud y, luego, a los mayores de 65 años. Un 4 % de los 126 millones de habitantes del país recibió al menos una dosis.

Con AstraZeneca se analizará cómo se administra y a qué grupo de edad tras los casos de coágulos de sangre reportados.Crédito: Web

Japón aprobó este viernes las vacunas contra el coronavirus fabricadas por las farmacéuticas AstraZeneca y Moderna, lo que dará un impulso a la campaña de inmunización de cara a los Juegos Olímpicos de Tokio que empiezan en dos meses.

Con estas dos nuevas inyecciones, Japón tendrá tres vacunas para inmunizar a su población, además de la de Pfizer, algo que mejora las perspectivas de inoculación.

El fármaco de Moderna se administrará lo antes posible y de forma masiva en Tokio y Osaka, mientras que está previsto expandir su alcance a otras prefecturas, informó el Ministerio de Salud japonés.

El de AstraZeneca, en cambio, se analizará cómo se administra y a qué grupo de edad tras los inusuales casos de coágulos de sangre reportados en países europeos, informó Kyodo News.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) respaldaron ese fármaco en diversas oportunidades al subrayar que esos efectos adversos son "inusuales" y destacar que los beneficios superan a los riesgos.

La campaña de vacunación en Japón empezó en febrero con los trabajadores de la salud y, luego, a los mayores de 65 años, es decir, un 4 % de los 126 millones de habitantes del país recibió al menos una dosis.

El primer ministro, Yoshihide Suga, cuyo apoyo público cayó en medio de las críticas por su respuesta a la pandemia, prometió aumentar hasta 1 millón de inyecciones al día y terminar de inocular a los adultos mayores para fines de julio.

Sin embargo, una encuesta reciente del Gobierno mostró que el 14 % de los municipios cree que no cumplirá con ese plazo, en gran parte debido a la escasez de médicos y enfermeras para administrar las vacunas.

El esfuerzo también se ha visto obstaculizado por problemas técnicos con la realización de reservas en línea, consignó la agencia de noticias Europa Press.

Las autoridades esperan tener vacunada a la mayor parte de su población para julio, cuando se desarrollarán los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, suspendidos el año pasado por la pandemia.

Hoy, Shigeru Omi, un experto en enfermedades infecciosas que encabeza un subcomité gubernamental sobre el coronavirus, alertó que la decisión sobre celebrar los juegos la deben tomar los organizadores luego de analizar el impacto que pueden tener en el sistema médico de Japón.

Estas declaraciones llegan en medio de una tercera ola de infecciones, impulsada por variantes mutadas, que provocó una escasez de camas de hospital y personal médico en algunas áreas japonesas.

Notas Relacionadas