Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/586
LAGUNA BLANCA

Salió a cazar con un amigo, accidentalmente se accionó una de las armas y terminó hospitalizado

Un joven de 19 y un menor de 17 años salieron a cazar llevando consigo una escopeta y un rifle; accidentalmente uno de ellos habría accionado una de las armas y habría recibido un impacto en la axila, fue derivado a un nosocomio de esta ciudad. 

Salió a cazar con un amigo, accidentalmente se accionó una de las armas y terminó hospitalizado
Momento en que era peritada las armas involucradas en el accidente

Un joven de 19 y un menor de 17 años salieron a cazar llevando consigo una escopeta y un rifle; accidentalmente uno de ellos habría accionado una de las armas y habría recibido un impacto en la axila, fue derivado a un nosocomio de esta ciudad. 
El hecho se tomó conocimiento alrededor de las 02:20 de la madrugada de este viernes, cuando personal de guardia del hospital de Laguna Blanca informaron a la policía el ingreso de un joven de 19 años con herida de arma de fuego. 
Una vez en el nosocomio, los policías dialogaron con un menor de 17 años, quien refirió que salió junto a su amigo (19) a cazar, trasladándose en una motocicleta de 110 cilindradas hasta la zona de Estero Poí, y allí según refirió cuando se disponían a cazar, se asustaron ante la presencia de un vehículo, cuando trataron de ocultarse accidentalmente se accionó una de las armas recibiendo el lesionado el impacto del proyectil en la axila izquierda; situación que fue ratificada por el lesionado.
Posteriormente, el menor en compañía de su progenitora se trasladó hasta el sitio donde habría ocurrido el accidente, camino a Estero Poí, a unos 500 metros de la Ruta Nacional 86 y Ruta Provincial N° 2, donde encontraron abandonada la motocicleta en la cual se desplazaban. 
Se verificó debajo del asiento, encontrándose dos fundas de las armas; por otra parte la madre del menor reconoció que el rodado era de su propiedad. 
A varios metros de ese lugar, se realizó la búsqueda de las armas entre las malezas, encontrándose posteriormente una escopeta doble caño calibre 16 y un rifle calibre 22, también se encontraron varios cartuchos pertenecientes a ambas armas de fuego.
Los efectivos policiales realizaron las diligencias procesales con la colaboración del perito y fotógrafo de la Delegación de Policía Científica, procediéndose al secuestro de las fundas, las armas, los cartuchos, como así las prendas de vestir del menor que presentaba algunas manchas rojas presumiblemente de sangre a los fines periciales. Se documentó la escena del hecho con fotografías, advirtiendo que el rifle tenía una vaina servida al momento del hallazgo.
El lesionado fue derivado al Hospital Central de esta ciudad para una mejor atención, y posteriormente evacuado a un centro de alta complejidad.