Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/3597

Defensa al Consumidor clausuró comercio mayorista por incumplimiento de Precios Máximos

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario no detuvo su labor en medio de la emergencia sanitaria, sino que por el contrario intensificó la tarea para resguardar la salud de los consumidores formoseños, tal es así que en las últimas 72 horas procedió a la clausura de dos comercios por graves irregularidades, uno de ellos del rubro mayorista y el segundo se trata de una farmacia. 

Defensa al Consumidor clausuró comercio mayorista   por incumplimiento de Precios Máximos
Una de las faltas eran los sobreprecios enlos productos ofrecidos en góndolas

Respecto a la clausura preventiva del comercio mayorista, se trata de un local ubicado sobre la avenida Gendarmería Nacional de la ciudad de Formosa, dedicado a la venta de productos comestibles al por mayor, en el cual se detectaron varias irregularidades de sobreprecios sobre siete (7) artículos, por lo que se determinó la clausura del mismo por un plazo de 72hs. 

Una de las faltas de este comercio tiene que ver con sobreprecios en sus productos ofrecidos en góndolas, teniendo en cuenta que el Programa de Precios Máximos de Referencia continúa vigente hasta el 31 de enero de 2021 y por medio del cual los precios de alimentos, bebidas, productos de higiene personal y limpieza más consumidos están congelados hasta esa fecha.

Se constataron en góndola apartamientos significativos de precios respectos a los fijados para la comercialización en la provincia de Formosa; a modo de ejemplo se destacan tres situaciones detectadas, el caso del Aceite de girasol x lts.”Cañuelas” cuyo valor en góndola al momento de la fiscalización era de $269,95 y el precio máximo autorizado al consumidor es de $148,51, lo que representa $ 121,44, un 82% más que el precio autorizado para su comercialización. 

Otros dos alimentos que incumplían los precios máximos fueron la Yerba Mate x kg “Amanda” cuyo precio de venta era de $ 255,95 y el precio máximo permitido es de  $ 242,59, lo que representa un incremento de $13,36 por arriba del precio permitido, alrededor del 6%. 

Así también el caso del Fideo Tallarin x 500gr “Terrabusi” cuyo precio de venta era de $48,95 y el precio máximo de venta al consumidor es de $44,99 aproximadamente $ 4, es decir, un 9%  por sobre el precio máximo autorizado del producto para el consumidor.

En este sentido mencionaron que la Secretaría de Comercio Interior dispuso mediante la Resolución Nº 100/20, que los productos de consumo masivo debían retrotraer sus valores a los precios del 6 de marzo de 2020, atendiendo al impacto económico que generó la pandemia por el COVID 19, medida que es acompañada por el Gobierno Provincial, cuyas listas de los productos contemplados en el programa se encuentran disponibles en la sitio web www.argentina.gob.ar. 

En ese contexto, desde la Subsecretaría pusieron en valor la apuesta del Gobierno Provincial, de asumir el compromiso de cuidar la salud y el bolsillo de los formoseños más aún en medio de la emergencia sanitaria, haciendo cumplir las normativas y acuerdos vigentes, en este caso por medio de las fiscalizaciones permanentes que se llevan adelante por parte del organismo y que tienen por objetivo cumplir con esta premisa aplicando y haciendo cumplir todo lo proteja los derechos de los formoseños como consumidores 

Clausura Preventiva de Farmacia
Por otra parte, la actuación de los fiscalizadores de la Subsecretaria se realizada en una farmacia ubicada en la calle Fontana al 611, en la cual mediante una actuación conjunta entre la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario y el Ministerio de Desarrollo Humano, intervinieron en el local que había sido clausurado anteriormente por incumplimiento al protocolo de prevención del COVID-19, no contar con habilitación municipal, y tener la habilitación por parte del Ministerio de Desarrollo Humano vencida en 2019. 

En esta situación, se sumó el agravante de que el comercio no contaba con un Técnico en Farmacia con matrícula habilitante para la venta de medicamentos, teniendo en cuenta que la presencia de un profesional especializado para desarrollar la labor tanto en el ámbito público como en farmacias comerciales es indispensable, caso contrario representa un riesgo para la salud y seguridad de la comunidad. 

Además, con el agravante que el propietario violó la faja de clausura reabriendo el local (Art. 255 CP), por lo que procedieron a instalar la faja nuevamente, derivando la problemática en el inicio de una causa judicial penal. 

Por otro lado, recomendaron tanto a los consumidores como así también a los comerciantes respetar los protocolos de prevención para evitar la propagación del virus COVID- 19.