Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/290
SECTORES BULNERABLES

En el último año en Formosa unas 7.096 personas pasaron a ser pobres

En lo que corresponde a la indigencia, el Gran Resistencia tiene la mayor tasa del país y del NEA (18,2%), seguida por Corrientes (11,8%), Formosa (8,8%) y última Posadas (5,1%)

En el último año en Formosa unas 7.096 personas pasaron a ser pobres
La pobreza en el aglomerado urbano de Formosa fue la segunda mayor del NEA

Al primer semestre del año 2020, la pobreza en el aglomerado urbano de Formosa fue del 42,4%, teniendo de ese modo la segunda mayor tasa en el NEA y por encima de la media nacional, con un crecimiento 2,3 puntos porcentuales de la pobreza. Además, la indigencia fue del 8,8%, y también creció respecto al año anterior (1,2 p.p). De este modo, en el último año, 7.096 personas pasaron a ser pobres en el aglomerado formoseño, según un informe de la consultora Politikon Chaco basado en datos del INDEC.
En el aglomerado formoseño se registraron 107.035 personas en situación de pobreza, y unas 22.135 en situación de indigencia; a su vez, que hubo 25.793 hogares pobres y 5.209 hogares indigentes.
Si se observa la evolución de la serie 2016-2020, Formosa muestra en este primer semestre 2020 la mayor tasa de pobreza del período. Respecto al mismo semestre de 2019, creció 2,3 puntos porcentuales la tasa de pobreza; y comparado con el segundo semestre 2019, creció 0,8 p.p.
Por ende, en últimos doce meses, en Formosa hubo 7.096 personas que pasaron a estar en situación de pobreza; y si tomamos los últimos seis meses, fueron 2.724 personas las que pasaron a ser pobres.
Por su parte, la indigencia también creció respecto al mismo semestre del 2019: fue del 8,8% de las personas contra 7,6% del primer semestre 2019 y 5,8% del segundo semestre 2019. De este ese modo, 3.168 personas pasaron a estar en situación de indigencia en el último año (y 7.519 en los últimos seis meses).
En la comparación regional, el Gran Resistencia tiene la mayor tasa de pobreza del NEA (48,7%, sumando en el último año 8.669 nuevos pobres); Formosa muestra el segundo nivel de pobreza más alta de la región (42,4%, con 7.096 nuevos pobres), seguida de Corrientes (41,2% - 255 nuevos pobres). Por su parte, Posadas es la única que mostró mejoras: bajó la pobreza al 38,1% (era del 39,8% al año anterior) y logró que 4.465 salieron de la pobreza.
En lo que corresponde a la indigencia, el Gran Resistencia tiene la mayor tasa del país y del NEA (18,2%), seguida por Corrientes (11,8%), Formosa (8,8%) y última Posadas (5,1%)
Nominalmente hablando, el Gran Resistencia tiene también la mayor cantidad de hogares y personas pobres e indigentes de la región.
En el total de aglomerados urbanos, Concordia muestra el mayor nivel de pobreza (52,2%), seguida del Gran Resistencia (48,7%) y los partidos del Gran Buenos Aires (GBA) con 47,5%; en el otro extremo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la menor tasa de pobreza con 17,3%.
En lo referido a indigencia, el Gran Resistencia tiene la mayor tasa (18,2%), seguido por los partidos de Gran Buenos Aires (GBA) con 13,6% y Gran Rosario con 13,3%; La Rioja, por su parte, tiene la tasa más baja (2,7%).

Los hogares pobres son cada vez más pobres

Si se observan los datos de la brecha de pobreza e indigencia, se observa que cada vez se agrandan más: la brecha entre los ingresos de un hogar pobre y la canasta básica total promedio para un hogar pobre, en este primer semestre 2020, creció al 41,2%, y equivale a una brecha monetaria de 18.026. Para el segundo semestre 2019, la misma era de 39,8% ($14.552) y en el primer semestre 2019 era de 39,3% ($11.942)

La línea de pobreza en el NEA creció un 41%

Los valores de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) para el adulto equivalente (varón adulto, de 30 a 60 años, con actividad moderada) nos permiten observar la evolución de las líneas de pobreza e indigencia por dicha medida de unidad.
En el NEA, la línea de la pobreza a junio 2020 estaba ubicada en torno a los $11.799,5 por adulto equivalente, creciendo un 41% respecto a mismo mes de 2019; a su vez, la línea de indigencia creció a su vez un 46% por adulto equivalente en la región del noreste.