Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/227
Salud

Transfieren otros $ 1.300 millones a las obras sociales por mayores tratamientos crónicos

En lo que va del año, con la pandemia, fueron $ 20.909 millones. En todo 2019 habían sumado $ 12.188 millones.

Transfieren otros $ 1.300 millones a las obras sociales por mayores tratamientos crónicos

Por los mayores gastos vinculados a los tratamientos crónicos, la Superintendencia de Servicios de Salud transfirió otros $ 1.300 millones a 210 obras sociales, de acuerdo a la Resolución N° 1188/20 de ese organismo, publicada este martes en el Boletín Oficial. Es un “adelanto de fondos” del Sistema Único de Reintegros (SUR) “por las solicitudes presentadas pendientes de cancelación y por las que se presenten en el futuro”.

SUR es un programa de reintegros “por las prestaciones de alto impacto económico y que demandan una cobertura prolongada en el tiempo” que se financian del Fondo Solidario de Redistribución que recibe una parte de los aportes y contribuciones del sistema.

De esta manera se distribuye entre todas las entidades el pago de esas prestaciones complejas, de tratamiento crónico y más costosas, evitando que ese mayor gasto se concentre en determinadas entidades, en especial entre las que tienen menor cantidad de afiliados o respaldo financiero.

Un 70% de los adelantos se distribuye proporcionalmente entre las obras sociales cuya recaudación sea inferior al promedio del Sistema y el 30% restante, entre las que superen dicha cifra, como pago a cuenta de las solicitudes que tienen presentadas en el Organismo o presenten en el futuro.

Con esta medida en lo que va del año, SUR distribuyó un total de $ 20.909 millones. En todo el año pasado, se habían transferido $ 12.188 millones.

En la Resolución oficial se dice que este año los expedientes de solicitudes de las obras sociales se cuadruplicaron “persistiendo la imposibilidad de este Organismo para dar cumplimiento a los procedimientos administrativos en virtud de la ausencia de recursos humanos suficientes para llevar adelante la tarea asignada y la imposibilidad de realizar el análisis y evaluación de expedientes físicos desde sus hogares, sumado ello a la profunda crisis económica y financiera por la que atraviesa el sector, deviene necesario mantener la continuidad del sostenimiento y fortalecimiento del Sistema Nacional del Seguro de Salud”.

Por esa razón, las transferencia de fondos son un “adelanto de fondos”, en tanto las obras sociales que no tengan solicitudes suficientes para cancelar estos pagos a cuenta dentro de los 180 días posteriores a la finalización de la cuarentena (ASPO) se les debitará de otras trasferencias que les corresponde.

Además, la Resolución dice que no se realizará el pago a cuenta, “como así tampoco futuros pagos a cuenta” a las obras sociales que no presenten los Estados de Origen, Aplicación de Fondos y Estado de Situación Financiera vencidos hasta abril 2020,” hasta tanto regularicen dicha situación”.

 

 

( Fuente: Clarín)