Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/1934
cuarentena

Desde la mesa del COVID aclararon acerca de una intoxicación que se dio en la escuela de cadetes

Una persona celíaca ingirió pan a pesar de tener la dieta preparada y otras catorce personas que habrían comido de delivery manifestaron malestares estomacales. Aclararon que la comida que consumen las personas en aislamiento es la misma comida que ingieren los cadetes y todo el personal que se desempeña en ese establecimiento.

En las redes sociales hubieron idas y vueltas respecto de una publicación que primero denunció una intoxicación de varias personas y luego por la misma cuenta minimizaron lo publicado. 


El Comercial le preguntó a la mesa del COVID sobre esta cuestión y el Ministro, Jorge González, aclaró que: “Hubieron 15 personas que manifestaron tener un malestar estomacal, uno de esos casos es de una persona celíaca y que ingirió de manera voluntaria, de hecho tenía la comida específica para una persona celíaca pero ingirió pan.
¿Que razones tuvo para comer pan sabiendo que es celíaco y le va a provocar una situación? él sabrá, la familia sabrá el porqué. Se atendió esa situación”.
Agregó luego que: “Después hubieron otras catorce personas que tuvieron esta manifestación  de un problema estomacal entonces hablaron de intoxicación”.
El funcionario explicó que en la escuela de cadetes las comidas que se preparan para todas las personas que están alojadas en ese lugar, es la misma comida que comen los cadetes y el personal es decir, todos los que están en ese lugar comen exactamente la misma comida.


“Se conversó, se habló y se pudo determinar que muchos de ellos habían hecho ingresar comidas. De hecho deliverys se pueden hacer y por ahí puede haber venido este tipo de desarreglos. Pero también, después nos contaron que después de la cena le entraron al tereré con galletitas dulces.


Es decir, hubieron muchos desarreglos sumados a la situación de estrés que le provoca los días de cuarentena.

Rotura de un ventanal


En el centro de cuarentena que funciona en el Club de Vialidad Provincial, un ventanal de grandes proporciones estálló por la tormanta desatada el día sábado.
En el lugar hay mucha gente mayor y de la tercera edad por lo que al susto y el tamaño de la ventana se sumó el ingreso de agua que terminó anegando el lugar donde dormían.
Respecto de este tema el titular de la cartera de gobierno, explicó que estarían trabajando en la cuestión debido a que los efectos de destrucción de la tormenta se produjeron en casi toda la provincia.

Notas Relacionadas