Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/1478
Roberto Salvarezza

“En marzo ya tendríamos dos vacunas aseguradas, la rusa y la de Oxford cuando termine la fase 3″

El ministro de Ciencia y Tecnología destacó la compra del insumo médico y cuestionó las críticas de la oposición. “Argentina va a usar las vacunas, no como el gobierno anterior que las dejó almacenadas y vencidas”, apuntó

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza respaldó el avance en las negociaciones para adquirir la vacuna rusa.

El ministro de Ciencia y Tecnología de la Nación, Roberto Salvarezza, respaldó hoy la decisión del presidente Alberto Fernández por el avance en la adquisición de 12,5 millones de vacunas “Sputnik V” desarrolladas por la Federación Rusa contra el coronavirus, y rechazó las sospechas sobre la calidad del tratamiento médico.


Según el funcionario, todas las vacunas que están bajo el interés de Argentina -además de la rusa, figuran las de los laboratorios Oxford-AstraZeneca, Moderna o Pfizer- se encuentran en fase 3 de desarrollo y “todas han cumplido la fase 1 y 2”, por lo que “todas están en carrera”.


“En algún momento hubo una critica a la vacuna rusa porque cuando la anuncia (el presidente ruso, Vladimir) Putin no había una publicación internacional que la respaldara”, sostuvo Salvarezza. Sin embargo, aclaró que en septiembre, la prestigiosa revista científica internacional The Lancet revisó el análisis de las fases previas del estudio y corroboró que “estos resultados fueron muy buenos”.


“No solo fue segura, sino que produjo inmunidad celular tanto de anticuerpos como en los linfocitos T. En las fases 1 y 2, la vacuna rusa cumplió con los requerimientos, está a la altura de las vacunas de Moderna, J&J y Pfizer. Todas están en carrera y esperemos que lleguen”, completó en diálogo con Radio 10.

“Para diciembre y enero ya tendrían éstas millones de dosis que nos permitirían cubrir una parte importante de la población. Argentina tiene un 12% de personas mayores de 65 años, son 5 millones de personas; y tenés que cubrir a sectores que tienen morbilidades y a las personas que están expuestas como los trabajadores de la salud”, sostuvo.


“En marzo ya tendríamos dos vacunas aseguradas, la vacuna rusa y la de Oxford cuando termine la fase 3”, apuntó. “La estrategia no fue cerrar las puertas a nadie”, resaltó.


En esa línea, Salvarezza rechazó las críticas de sectores de la oposición en la compra de las millones de dosis, que plantean que las pruebas de fase 1 y 2 se hicieron “sobre 72 personas por 42 días, sin placebo y sin voluntarias mujeres”, apuntó el diputado radical Luis Petri.

“Es muy triste, si estuvieran en el Gobierno uno estaría preocupado, porque su actitud con la vacunación de la población fue pobrísimo”, expresó el ministro de Ciencia y Tecnología, al referirse a la gestión sanitaria del calendario de vacunación. “Lo que va a pasar es que Argentina va a usar esas vacunas, no como el gobierno anterior que las dejó almacenadas y vencidas”, completó.


El ministro de Salud, Ginés González García, explicó este lunes en diálogo con Radio con Vos que la decisión de avanzar con la compra de las dosis rusas tuvo que ver con el volumen y los tiempos. “Rusia ofrece una mayor cantidad de vacunas y nosotros queremos vacunar a la mayor cantidad de gente. Cuanto antes queremos tener la vacuna. Tenemos la seguridad de largar la campaña con una gran cantidad de vacunas”, dijo el funcionario.


De contar con la aprobación de organismos sanitarios locales, como la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), el Gobierno precisó que la primera parte de 12,5 millones de vacunas se entregarían entre diciembre y enero, con la posibilidad de alcanzar en un segundo compromiso que alcanzaría a 25 millones de personas.
“La vacuna Sputnik V cuesta 19,90 dólares pero va a ser gratis para todos”, puntualizó la asesora presidencial Cecilia Niccolini, quien viajó a Rusia junto junto a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti.

La vacuna Sputnik V se constituyó el pasado 11 de agosto en la primera vacuna contra el coronavirus oficialmente registrada en el mundo por un gobierno, tras seis meses de pandemia. La inmunización genera anticuerpos contra el virus y no provocó incidentes adversos, según los ensayos clínicos de los investigadores de ese país que publicaron sus resultados preliminares en la revista “The Lancet”.


El 27 de octubre, la Federación Rusa presentó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una solicitud de registro acelerado y precalificación de la vacuna, “lo que permitirá que Sputnik V se incluya en la lista de medicamentos que cumplen con los principales estándares de calidad, seguridad y eficacia”, informó el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF).


De esta manera, si Sputnik V cumple con las condiciones de calidad, seguridad y eficacia que establece la OMS, su autorización permitirá que la vacuna rusa esté disponible para todo el mundo en un período de tiempo más corto en comparación con los procedimientos convencionales.

(Fuente: Infobae)

Temas en esta nota

Coronavirus