Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/1205
EE.UU

Mike Pompeo instó a los líderes de Armenia y Azerbaiyán para que cumplan el alto el fuego en Nagorno Karabaj

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que no existe una “solución militar a este conflicto” en el enclave separatista disputado 
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó a los líderes de Armenia y Azerbaiyán a aplicar un alto el fuego negociado por Estados Unidos pero que fue rápidamente incumplido.

Mike Pompeo instó a los líderes de Armenia y Azerbaiyán para que cumplan el alto el fuego en Nagorno Karabaj
El canciller armenio Zohrab Mnatsakanyan junto al secretario de Estado Mike Pompeo durante la reunión de la semana pasada en Washington (REUTERS/Hannah McKay)

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que no existe una “solución militar a este conflicto” en el enclave separatista disputado 
El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, instó a los líderes de Armenia y Azerbaiyán a aplicar un alto el fuego negociado por Estados Unidos pero que fue rápidamente incumplido.
En sendas llamadas telefónicas con el primer ministro armenio, Nikol Pachinyan, y el presidente azerbaiyano, Ilham Aliyev, Pompeo “presionó a los líderes para que respeten sus compromisos de cesar las hostilidades y buscar una solución diplomática al conflicto en Nagorno Karabaj”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.
Pompeo subrayó que no existe una “solución militar a este conflicto”.
El jefe de la diplomacia estadounidense había recibido el viernes por separado a sus homólogos azerbaiyano, Jeyhun Bayramov, y armenio, Zohrab Mnatsakanyan, lo que resultó en una declaración conjunta de un “alto el fuego humanitario” anunciado el domingo.
Sin embargo, este acuerdo se rompió rápidamente. Menos de una hora antes del inicio programado de la tregua el lunes, los beligerantes informaron de su violación, como ocurriera en los dos intentos anteriores en las últimas semanas.
Una primera tregua entre Ereván y Bakú se había acordado en Moscú el 10 de octubre y una segunda en París el 17 de octubre.
Desde el 27 de septiembre, las fuerzas azerbaiyanas han conquistado territorios que estaban fuera del control de Bakú desde la década de 1990 cuando, tras la caída de la URSS, una guerra dejó 30.000 muertos y condujo a la secesión de la región de Nagorno Karabaj, hoy poblada casi exclusivamente por armenios.
La autodeclarada independencia de Nagorno Karabaj no ha sido reconocida por la comunidad mundial, ni siquiera por Armenia, por lo que, según el derecho internacional, sigue siendo parte de Azerbaiyán.
Estados Unidos preside, junto con Francia y Rusia, del Grupo de Minsk formado desde hace tres décadas por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para ser el principal mediador en este conflicto.
(InfobaE)