Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.elcomercial.com.ar/a/1110
Comentario Político Local

Una indeseable protesta

Formosa se ha transformado nuevamente con un gobierno nacional kirchnerista, en la trinchera de Gildo Insfrán. Ya no está el ex presidente, Mauricio Macri pero los formoseños siguen sufriendo el aislamiento de la provincia, esta vez por razones distintas pero por decisiones caprichosas del gobernador  y su “mesa chica” .

Una indeseable protesta
Una marcha no deseada: Los jóvenes pueden hacer mas flexible el regreso de todos lo formoseños. Hay un temor en el gobierno, que aumente la concurrencia.

Formosa se ha transformado nuevamente con un gobierno nacional kirchnerista, en la trinchera de Gildo Insfrán. Ya no está el ex presidente, Mauricio Macri pero los formoseños siguen sufriendo el aislamiento de la provincia, esta vez por razones distintas pero por decisiones caprichosas del gobernador  y su “mesa chica” .

El barbado lagunense cerró los límites de la provincia y dejó separados por meses, a miles de formoseños de sus respectivas familias. Lejos de resolver la crisis de los varados en rutas y por todo el país, emulando a políticas segregacionistas, solo le preocuparon, los portales y móviles de la prensa nacional.

A través de sus voceros, echó la culpa a la “derecha rancia”, a grupos concentrados mediáticos, a jueces federales que antes eran fiscales radicales, a todo el que trataba de pedirle a este gobierno que terminara con prácticas aberrantes que solos violan los más básicos derechos humanos. Las organizaciones defensoras de esas causas, como los que cobran para proteger a los pueblos, ausentes sin avisos, son parte del gobierno actual.

Quien despertó de un largo letargo fue la APDH filial Formosa. Se acordó que estaban para algo en la provincia y remitieron una nota al gobierno para que garantice la protección de la vida de los varados, poniendo como ejemplo el joven fallecido que cruzó a nado el Bermejo y se ahogó

También detrás del gobernador hay ministros que no dan la cara si no es con entrevistas guionadas, porque tiene un carácter gemelo al oriundo de Laguna Blanca.

 

Colgarse del saco

 

Nos atacan a nosotros pero en realidad quieren atacar al presidente, Alberto Fernández” dijo un Insfrán desmejorado en la última visita de la Ministra de Seguridad, Sabina Frederic e inclusive dentro de las visibles dificultades que tenía para hablar, contestó una pregunta iniciando la frase con “Formosa no es la Argentina”. Se refería a la diferencia en el estatus sanitario de la provincia sin casos fatales por coronavirus a lo que ocurre en el resto del país pero el acto fallido relacionado a la actitud del séptuple gobernador con los comprovincianos abandonados en la ruta certificaba que se asume por encima de la Constitución Nacional.

Importa poco violar la libertad ambulatoria o crear fronteras interiores con la excusa de la pandemia. Tal vez menos, mandar a embestir a la justicia federal cuando esta le recuerda que hay una división de poderes y que todavía queda algo de república en los fueros federales.

Lo triste de la situación es que la crisis de los varados la ha generado el propio gobierno con el mal llamado ingreso administrado que en realidad es un ingreso restringido. Hace tres meses atrás tenía la mitad de personas pretendiendo ingresar y con la situación de no haber generado los espacios suficientes, hoy son el doble pero los lugares para cuarentena, aún a pesar de que al gobierno le sobran sectores, recursos humanos y fondos millonarios que recibe, no alcanzan porque no ha puesto el empeño necesario.

 

Los que cobran

 

En un operativo en contra el juez federal subrogante, Fernando Carbajal y todos los abogados que presentaron Hábeas Corpus en defensa de los formoseños o los periodistas que expusieron el “Apartheid” formoseño, este sábado la ciudad amaneció con carteles que decían, “Un ingreso controlado nos cuida, un juez de Cambiemos quiere destruir nuestras barreras sanitarias” entre otras frases cliché del pejotismo gremial o de aquellos favorecidos por el presupuesto público.

La justicia federal le ordenó el ingreso de formoseños, Insfrán se enfureció y como también siempre suele suceder, se encerró con sus enojos y mando a sus secretarios ejecutivos a justificar a como dé lugar la violación de los derechos humanos.

Todos los intendentes en fila, casi de manera autómata, han salido en defensa de su jefe político. Funcionarios, entidades oportunistas del estado, como casi siempre sucede con militantes rentados por la provincia, todos con jugosos ingresos.

Así que a falta de gimnasia con las redes sin poder generar empatías con ministros apoltronados en los muros oficiales apelaron a la generación de una avanzada de trolls gildistas, casi con las mismas dificultades que sus mentores. Perfiles de militantes o truchos postearon de manera espasmódica en las conferencias del Consejo de Atención Integral a la Emergencia, mensajes como #Masunidosquenunca para copar los comentarios pero el emprendimiento tuvo una vida efímera. Las redes son democráticas por naturaleza y terminan con una tendencia sobre todo a la libertad, es difícil  entender que en la provincia hay cuestiones que no puedan cooptarse o someterse.

La batalla judicial sigue pero el gobierno está decidido a romper con la organización de los formoseños varados. Ha logrado filtrarse en los grupos de Whatsapp e identificar a cada uno de los que pretenden presentar un Hábeas Corpus, para luego encontrar la forma de que abandone el grupo. Los métodos son los mismos que usan desde hace años.

Insfrán sabe que esta situación es insostenible en el tiempo y no ha concebido en siete meses, los lugares para cuarentena necesarios para que la mayor cantidad de varados ingresen a la provincia.

 

Siga participando

 

Aún así y con todo, Insfrán no se moverá un centímetro de sus políticas segregacionistas avaladas por un gobierno nacional que les ha dejado las manos libres para abusar. Con apoyo de la Ministra Frederic que vino a la provincia, supuestamente, a reforzar las fronteras por el ingreso ilegal y que se fue sin concretar ningún anuncio importante.

A la pregunta de cuáles serían las acciones a tomar en la frontera, respondió que las políticas las delinearían más adelante con el gobernador. A razón de verdad la funcionaria kirchnerista, no ha tomado decisión alguna para mejorar la seguridad a nivel país, de hecho avala la toma de tierras, el gran flagelo en la provincia de Buenos Aires por tanto, poco o nada se puede esperar respecto de la provincia. La función para lo cual ha demostrado eficiencia y por lo cual fue puesta en esa cartera es simular que gestiona algo para mejorar la eficiencia de las fuerzas a su cargo pero en realidad las ha sumido en el abandono.

 

 

Algo no deseado

 

Pero la inercia de las prácticas totalitarias y la repetición en el tiempo de la mismas, provocan en esta oportunidad, un repudio generalizado. No están defendiendo al eterno régimen, están defendiendo la discriminación y el abandono de cerca de 7 mil formoseños.

 Jóvenes autoconvocados por el Facebook, Twitter, Instagram y el WhatSapp lograron una cantidad inédita de gente para una provincia temerosa puesto que cerca de mil personas se reunieron en la plaza San Martín, marcharon por la avenida 25 de mayor y le gritaron, “Insfrán vos sos la dictadura”.

La ruidosa convocatoria tuvo como Hashtag, #Formosalibre y le pedía al atrincherado gobernador que abriera la provincia para que ingresaran los formoseños varados.

 

Sin dudas

 

Sin miedos, dueños de su libertad, con la democracia de las redes sociales, caminaron a paso firme demostrando algo que al gildismo le cuesta entender ¿Cómo puede haber formoseños que no le teman a Insfrán? Por el contrario, el poder teme a las movilizaciones. Solo es necesario analizar las consecuencias del “banderazo” a nivel nacional.

El punto de inflexión apostó a una nueva convocatoria el próximo 8 de noviembre en donde seguramente la cantidad de jóvenes será mayor. Es de reflexionar que si hay más de 7 mil varados, tendrían que estar en las calles protestando, por los menos los parientes, los padres, hermanos, novias, si realmente están preocupados por sus allegados. Una cantidad superior a la primera marcha, puede hacer reflexionar a todo los inquilinos del quinto piso.

Pero, la dignidad es un beneficio que escasea en Formosa. El miedo y el “no te metas”, sigue vigente y cada vez mas practicado. La expectativa solo recae en los jóvenes.