DESARROLLO HUMANO-PNUD

PNUD: EL INDICE DE DESARROLLO HUMANO EN EL PAIS MARCA UNA TENDENCIA POSITIVA


Buenos Aires, 26 de septiembre (Télam).- El índice de desarrollo humano en Argentina presenta una tendencia positiva, indicador que también se incrementa, con variaciones, en cada provincia, según el informe 2013 presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
"Argentina en un mundo incierto: asegurar el desarrollo humano en el siglo XXI", es el título del documento que muestra la evolución del país, describe tendencias que "condicionarán el futuro" y analiza las opciones estratégicas "para aprovechar las oportunidades y mitigar los riesgos en un mundo en transformación".
Los principales resultados fueron presentados en Buenos Aires hoy por el representante del PNUD en Argentina, Martín Santiago Herrero; los directores del Informe Gabriela Catterberg y Rubén Mercado, a quienes acompañaron con sus comentarios Aldo Ferrer y Fernando Porta.
El nivel de desarrollo humano del país se ubica "por encima" del promedio mundial, lo que indica que Argentina "participa de un proceso de convergencia del desarrollo humano mundial hacia niveles cada vez más altos".
Sobre las situaciones en las provincias, el documento destaca que en los últimos lustros "cambió la desigualdad", la cual es medida considerando el acceso a la salud, la educación y el ingreso.
Argentina "se ve afectada por la desigualdad, aunque con modificaciones en el tiempo, debido principalmente a cambios en la distribución del ingreso".
La pérdida de desarrollo humano debido a la desigualdad disminuyó, ya que el Informe destaca que era del 4,9% entre los años 1996 a 2001 y ahora es "del 3,4%".
Las provincias con más alto desarrollo humano son las menos desiguales, tal el caso de las patagónicas Santa Cruz y Tierra del Fuego, y la ciudad de Buenos Aires, en tanto Chaco y Misiones se ubican entre las menos igualitarias.
El informe también incorpora la dimensión de género, al evaluar cómo se manifiesta la desigualdad entre varones y mujeres en el acceso a salud, educación e ingresos.
La brecha de género "es relativamente baja", ya que tanto en salud como en educación "en casi todas las jurisdicciones, las mujeres tienen una mayor esperanza de vida y alto nivel educativo", con variaciones que colocan con mejores índices, por ejemplo a Río Negro, y con menor puntaje a San Luis y Catamarca.
El documento también encuadra la situación de Argentina en el contexto mundial, considerando tres tendencias: la evolución demográfica, la revolución tecnológica y la globalización acelerada.
Argentina "cuenta hoy con un bono demográfico", asegura el Informe, lo que implica "un incremento de la cantidad relativa de trabajadores activos" respecto a la niñez y adultos mayores.
Los adultos que trabajan "disponen de un excedente para destinarlo a diversos fines, como el incremento en la tasa de ahorro e inversión", resalta el PNUD.
Asimismo, prevé que este excedente demográfico "se agotará en dos décadas", por lo que "se debería asegurar la transformación efectiva del excedente temporal que brinda el bono en ahorro e inversión, tanto en capital humano, como en capital e innovación productiva".
Cuando habla de capital humano, la pesquisa se detiene en salud y educación. Destaca "el elevado" gasto público y privado sanitario, que "es de alrededor del 10% del Producto Bruto Interno (PBI), muy por encima del promedio de América Latina".
No obstante, enumera desafíos: "fragmentación de la cobertura y calidad del sistema, elevada proporción de enfermedades transmisibles, las tasas de mortalidad y los años potenciales de vida perdidos a causa de enfermedades y accidentes".
En el aspecto educativo, la investigación resalta "los importantes esfuerzos para garantizar la inclusión" y el incremento del gasto en educación "que hoy supera los 6 puntos del PBI".
Los aspectos a mejorar en esta área pasan por "reducir la repitencia, la sobreedad y el abandono y mejorar la promoción efectiva, el egreso y la calidad educativa".
Sobre el trabajo, el organismo internacional valoró las políticas laborales y de protección social que "impactaron positivamente en el empleo y la distribución de ingreso", y generaron "un fuerte aumento" laboral y "una importante caída en la subutilización de la fuerza de trabajo".
En el campo laboral, el documento enumera "asignaturas pendientes", tales como "brechas de capacitación, participación, empleo, condiciones de trabajo e ingresos entre mujeres y jóvenes de hogares de bajos y altos ingresos, y entre trabajadores registrados y no registrados".
Además el programa de ONU rescata "el crecimiento económico de la última década que impulsó el mercado de trabajo en sectores demandantes de mano de obra inmigrante".
Al detenerse en la innovación productiva, el material comenta que Argentina "se ubica aún lejos de los países líderes", si bien "el gasto en investigación y desarrollo se ha incrementado a alrededor del 0,6% del PBI".
Con relación a ésta área, subraya que la industria manufacturera "mostró desde 2003 una fuerte recuperación del empleo industrial y la inversión, y creó nuevas empresas y exportadores, signos incipientes de reindustrialización".
Los desafíos detectados por el análisis del organismo, dicen que esta industria "debe dar un salto de calidad: crear más valor agregado incorporando innovación".
Luego de plantear este panorama, el documento se pregunta "¿cuáles son nuestras posibilidades para vivir y desarrollarnos plenamente?".
Fortalecer el capital humano, innovar productivamente e insertarse con inteligencia en la globalización "son condiciones necesarias, aunque no suficientes para el desarrollo humano. Estas opciones amplían las capacidades de las personas para llevar a cabo sus proyectos de vida en contextos riesgosos e inciertos", finaliza el informe.(Télam).-

Espacio Publicitario
 
 
Radio Uno En VIVO!!!!
You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable