CASO ANGELES-TESTIGOS

MANGERI LLAMO A PRIMA DE MAMA DE ANGELES PARA AVERIGUAR NOVEDADES


Buenos Aires, 23 de julio (Télam).- El único detenido por el crimen de Angeles Rawson, Jorge Mangeri, llamó por teléfono a una prima de la madre de la víctima mientras la chica aún estaba desaparecida, para averiguar si había alguna novedad.
Así lo declaró hoy ante el juez de la causa Cecilia Ruth Brook, una de las tres testigos que declararon desde esta mañana en Tribunales.
Brook es prima de María Elena "Jimena" Aduriz, la madre de Angeles, y hoy ratificó que recibió el llamado de Mangeri el martes 11 de junio, antes del mediodía, cuando ya se conocía sobre la desaparición de la chica, pero aún no se había informado sobre el hallazgo del cadáver en la CEAMSE de José León Suárez.
Uno de los abogado del portero, Marcelo Biondi, explicó hoy a la prensa que "esto obraba en una acta ya en la causa" y que la testigo hoy "ratifica que hay un llamado de Mangeri preguntando ese martes antes del mediodía si había alguna novedad".
"Mangeri no nombra a Angeles, preguntó si sabían algo, si estaba pasando algo, cómo estaba todo. Ella supone que estaba al tanto de que había desaparecido Angeles", señaló Biondi.
También declaró hoy en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 17, Dora Sandoval, la empleada doméstica de la mujer que, a 48 horas del crimen de Angeles y antes de que Mangeri fuera detenido, envió a la fiscalía un mail advirtiendo que debían investigar al portero.
Sandoval vive en la casa tomada ubicada al lado del edificio de Ravignani 2360 y, según ya declaró su patrona, le comentó que el portero solía acosar verbalmente a las mujeres que pasaban por la cuadra.
Tras su declaración, Biondi hoy afirmó que Sandoval "no hizo ningún tipo de comentario, es más, dejó en claro que nunca comentó absolutamente nada que tenga que ver con Mangeri manifestando comentarios obscenos o algún piropo".
Sin embargo, el abogado reconoció que la testigo dijo que "a Mangeri sólo lo veía a la mañana en algunas ocasiones cuando se iba a trabajar y estaba limpiando el frente del edificio" y que "le llamó la atención en algunas oportunidades la mirada de Mangeri".
Biondi dijo que fue "una percepción subjetiva de la testigo, que no indicó por qué le llamó la atención, ni se profundizó en ese sentido el interrogatorio".
"La mujer lo único que manifestó es que le comentó a su empleadora es que a raíz de los que estaba viendo en la televisión, ella vivía en la casa de al lado y que no había ningún tipo de actividad ilícita ahí como se estaba manifestando en los medios por aquellos días", agregó el letrado.
El defensor opinó que los dichos de Sandoval "se contraponen totalmente con la declaración de la empleadora".
Por último, también declaró hoy ante el juez Ríos Julio César Chappa, quien trabaja como encargado en Ravignani 2336, donde está el edificio contiguo al de las cámaras que tomaron el paso de Angeles a las 9.50 de aquel 10 de junio llegando a su casa, y cuyo testimonio para el juez es clave.
Según reveló Biondi, Chappa ratificó que aquella mañana nada le pudo haber ocurrido a Angeles en la calle, ya que él se encontraba en la puerta de su edificio y no vio ni escuchó nada extraño al momento en el que la víctima caminaba por la cuadra y llegaba a su domicilio. (Télam).-

Espacio Publicitario
 
 
Radio Uno En VIVO!!!!
You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable