MOTIN-ROSARIO

TRECE DETENIDOS INTERNADOS TRAS MOTIN EN COMISARIA ROSARINA


Rosario, 11 de enero (Télam). Trece detenidos de un penal que funciona dentro de una seccional de la ciudad de Rosario sufrieron hoy quemaduras, asfixia y heridas durante una pelea, que derivó luego en un motín con quema de colchones, informaron fuentes oficiales.
El motín se inició esta mañana después que, por razones que se tratan de establecer, se produjo una pelea entre los detenidos que están alojados en los dos pequeños penales separados de la comisaría 5a., ubicada en el macrocentro de Rosario.
Como consecuencia de la revuelta, al menos trece reclusos fueron derivados a centros de salud de esta ciudad con quemaduras y asfixia, por la inhalación del humo que emanaron los colchones quemados, dijeron a Télam voceros policiales.
También hubo dos personas con heridas de arma blanca, dijo a Télam Lilian Echegoy, integrante de la Coordinadora de Trabajo Carcelario (CTC), una ONG que realiza su trabajo en el servicio penitenciario santafesino.
En tanto, la policía cortó la circulación vehicular en la zona y rodeó la manzana donde está ubicada la seccional para evitar posibles intentos de fuga.
Según detalló el jefe de Orden Público de la policía de Rosario, Daniel Coberlini, de las trece personas derivadas a centros de salud ocho fueron asistidas por inhalación del humo, tres sufrieron quemaduras y las dos restantes presentaban por lesiones como resultado de la pelea.
Los mismos datos fueron brindados este mediodía desde el ingreso de la seccional 5ta por la presidenta de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Rosario, Norma Ríos, quien se presentó en el lugar para conocer detalles de la situación de los presos.
Ríos explicó que además de las 13 personas atendidas por lesiones y quemaduras otros 18 internos permanecen en el lugar.
"No lo podemos saber con exactitud, pero aparentemente está todo controlado", dijo esta tarde la dirigente.
En la seccional 5ta existen dos penales, uno con capacidad para unas 20 personas y otro más pequeño, que alberga entre 5 y 6 detenidos, precisaron voceros policiales.
Según la madre de uno de los presos, el penal de menor capacidad se denomina el de "los refugiados" y posee mejores condiciones de alojamiento.
"Los refugiados son los que pagan para estar mejor", dijo, y aclaró que su hijo no estaba entre los heridos por el motín.
En el mismo sentido se expresó Echegoy, de la CTC, quien confirmó que aparentemente en el recuento ordinario que se realiza cada día quedó abierta la puerta de uno de los penales y se produjo el enfrentamiento entre los internos.
"Llama la atención que se puedan mezclar presos separados por cuestiones de convivencia con los que vivían en otro penal", añadió, y confirmó que hubo dos heridos de arma blanca.
La abogada añadió que "hay responsabilidad indelegable del Estado provincial en la situación de las comisarías, porque si bien esto es un hecho particular de la comisaría 5ta, hay una población de 900 presos en las seccionales". (Télam)

Espacio Publicitario