CUMBRE IBEROAMERICANA-INFORME

PYMES, AGENTES DEL CAMBIO ESTRUCTURAL EN LATINOAMÉRICA


Cádiz, 16 de noviembre (Télam, especial).-Las pequeñas y medianas empresas (pymes) deben ser el agente del cambio estructural que necesita América Latina para hacer frente al escenario de desaceleración económica que se avecina y consolidar los avances en materia de inclusión social, indicaron hoy en un informe conjunto la OCDE y la CEPAL.
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señalaron que después de casi una década de crecimiento continuo, el Producto Interno Bruto (PIB) de Latinoamérica se ralentizará desde el 4,4% de 2011 a un 3,2% en 2012 y un 4% en 2013, al tiempo que se proyecta una caída de la inflación.
En el corto plazo, este desempeño es “aceptable” en comparación con la situación mundial, pero la región está expuesta a un escenario de volatilidad, sostienen en el informe titulado “Perspectivas Económicas para América Latina 2013”, que fue presentado en el marco de la XXII Cumbre Iberoamericana de Cádiz.
Este año y el próximo los riesgos derivan de los problemas fiscales, financieros y alto desempleo persistentes en la zona euro, la débil consolidación económica de Estados Unidos, y de cierta desaceleración de China e India.
El estudio indica que América Latina tiene bases sólidas y “espacio para la aplicación de políticas fiscales y monetarias para amortiguar estos riegos que principalmente se manifestarían en la vía comercial”, por la caída de la demanda agregada.
Sin embargo, los expertos advierten que en el mediano plazo, los desafíos macroeconómicos –ralentización de la demanda y caída de precios de las materias primas- pueden aminorar el crecimiento y contribuir a la baja productividad, escasa diversificación productiva y la persistente heterogeneidad estructural.
Estos problemas “pondrán al descubierto las limitaciones del actual patrón de crecimiento basado en la escasa incorporación de valor agregado y la exportación de recursos naturales en muchos países de la región”, señalan.
“Los gobiernos latinoamericanos deben tomar ahora medidas -consistentes con las políticas macroeconómicas de corto plazo- para fortalecer las estructuras productivas y superara los problemas de heterogeneidad estructural mediante la diversificación y la mayor incorporación de conocimiento”, añaden.
Asimismo, señalan que para “mantener y consolidar los avances en la reducción de la pobreza y la desigualdad de los últimos años” hay que “incrementar el nivel de crecimiento potencial y hacerlo más inclusivo”.
“Es el momento de que América Latina actúe en las estructuras, construya sobre las reformas previas y realice mayores procesos para reducir la desigualdad y fortalecer el crecimiento económico”, dijo Ángel Gurría en la presentación del informe.
En ese sentido, la OCDE y la Cepal abogan porque las pymes latinoamericanas, que representan el 90 por ciento del entramado empresarial y emplean al 67% de los trabajadores, pero contribuyen en un 20% al PIB, sean actores claves en la transformación de la estructura productiva.
“La única forma de cerrar la brecha con los países industrializados, es el cambio estructural virtuoso, tratar de romper con la enorme heterogeneidad estructural”, dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de Cepal.
La experta abogó por políticas públicas para resolver los problemas de acceso a la financiación de las pymes en la región, así como las dificultades de capital humano o de inversión en innovación.
“La clave para vencer la desigualdad es el empleo, es la llave maestra”, indicó Bárcena, quien destacó que lo fundamental es “la conexión entre el empleo y la construcción de capacidades”.
“Se trata de la calidad de la educación para que haya absorción del progreso técnico, ya que tenemos una muy baja productividad”, añadió la experta. (Télam)

Espacio Publicitario
 
 
Radio Uno En VIVO!!!!
You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable