CUBA-REFORMAS

LOS CUBANOS PODRAN VIAJAR AL EXTERIOR SIN PERMISO ESPECIAL


La Habana, 16 de octubre (Télam). A partir del 14 de enero próximo los cubanos podrán salir de la isla sólo con el pasaporte y la visa del país de destino, sin necesidad de tramitar el permiso que rige actualmente, anunció hoy el Ministerio de Exteriores de ese país en un comunicado.
La decisión, difundida en el sitio Web CubaDebate y el diario oficial Granma, constituye una trascendente reforma migratoria, y se inscribe en el programa de renovación que viene llevando adelante el presidente Raúl Castro, desde su llegada al poder en 2006, y la "actualización" del programa socialista resuelta por el Congreso del Partido Comunista.
"Como parte del trabajo que se viene realizando para actualizar la política migratoria vigente y ajustarla a las condiciones del presente y el futuro previsible, el Gobierno cubano, en ejercicio de su soberanía, ha decidido eliminar el procedimiento de solicitud de Permiso de Salida para los viajes al exterior y dejar sin efecto el requisito de la Carta de Invitación", consignó Granma en su portada.
El gobierno cubano, no obstante, dejó entrever posibles restricciones para grupos profesionales, como los médicos. "Se mantendrán medidas para preservar el capital humano creado por la Revolución", detalló el texto, recogido por DPA y Prensa Latina.
"A partir del 14 de enero de 2013 solo se exigirá la presentación del pasaporte corriente actualizado y la visa del país de destino, en los casos que la misma se requiera", detalló el texto.
La reforma amplía también de 11 a 24 meses el permiso de estancia en el extranjero, y quienes quieran extender ese plazo deberán tramitarlo en un consulado de su país, según el comunicado oficial.
En una primera reacción a la noticia difundida en la madrugada local, la disidencia se mostró escéptica.
"¿Los barrotes insulares se corren? Hurraaaaaaa!!!!", celebró en Twitter la bloguera anticastrista Yoani Sánchez, quien aseguró que tiene "la maleta lista" para "estrenar" la ley en enero, ya que ha intentado infructuosamente obtener un permiso para viajar al exterior en una veintena de ocasiones, pese a que cuenta con visados de varios países.
"Habrá que esperar a ver a Yoani Sánchez viajando a recoger todos sus premios", dijo a DPA Elizardo Sánchez, líder de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.
Antes de expedirse de manera categórica sobre la reforma, Sánchez subrayó que "hay que esperar para leer la letra pequeña".
La nueva ley de Migración incluye restricciones, ya que determinados ciudadanos no podrán obtener el pasaporte "cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional así lo aconsejen", reza el artículo 23.
El texto también excluye de la obtención del pasaporte para personas que tengan "obligaciones con el Estado cubano o responsabilidad civil" o "cuando por otras razones de interés público, lo determinen las autoridades facultadas".
"Los titulares de pasaporte corriente, expedido con anterioridad a la vigencia de esta decisión, deberán solicitar su actualización sin gravamen alguno a las autoridades competentes del Ministerio del Interior. Asimismo, quienes cuenten con un permiso de salida vigente, podrán salir del país sin necesidad de un nuevo trámite", explicó Granma.
En tanto la agencia Prensa Latina consignó que "la actualización de la política migratoria tiene en cuenta el derecho del Estado revolucionario de defenderse de los planes injerencistas y subversivos del gobierno norteamericano y sus aliados".
"Por tal motivo, se mantendrán medidas para preservar el capital humano creado por la Revolución, frente al robo de talentos que aplican los poderosos", indicó la agencia.
La reforma migratoria es una de las medidas más esperadas dentro de las reformas anunciadas por Raúl Castro, ya que las restricciones de viaje vigentes desde hace décadas impiden a los cubanos viajar al extranjero sin la obtención del permiso especial.
Las leyes migratorias también prohíben a los cubanos permanecer de forma ininterrumpida en el extranjero bajo pena de perder sus bienes en la isla, así como la posibilidad de retorno.
El gobierno de Raúl Castro anunció a mediados de 2011 la reforma migratoria en el marco de una serie de profundos ajustes para "actualizar" el modelo cubano con elementos de la economía de mercado.
Las nuevas medidas migratorias "se inscriben dentro del proceso irreversible de normalización de las relaciones de la emigración con su patria", comentó un editorial publicado en la portada de Granma. (Télam)

Espacio Publicitario
 
 
Radio Uno En VIVO!!!!
You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable