Cuando la sensibilidad humana logra humedecer los ojos, es porque hubo un gesto para destacar

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Villa 213 es una progresista localidad del sur provincial que acaba de celebrar sus 83 años de fundación con una variada programación donde la masiva participación de los pobladores del lugar y de otras localidades cercanas le dieron el calor y la emoción a los diversos actos programados por la Municipalidad del lugar
El viernes por la noche, después de una jornada amenazante de lluvia, comenzó a desarrollarse el anunciado festival artístico popular en un amplio predio, que tuvo como principal atracción al Chaqueño Palavecino y su conjunto, que sobre el escenario, ganó rápidamente el aplauso de la enorme concurrencia, con temas populares de su amplio repertorio.

La felicidad  de Cynthia

Una escena emotiva que humedeció los ojos de mucha gente se produjo sobre el filo de la medianoche cuando el Chaqueño Palavecino desplegaba sus éxitos sobre un escenario bien iluminado con sonido perfecto.

El intendente municipal de Villa 213, Lorenzo Smith subió al escenario acompañado de Cynthia, una niña de la localidad, quien manifestó su admiración por el cantante y ante una consulta del Chaqueño Palavecino si estudiaba o qué cosas hacía, la menor con humildad y resignación le confesó que nada de eso podía realizar en su corta existencia por SER NO VIDENTE.

El público quedó en silencio. Los ojos se humedecieron por algunos segundos, hasta que el propio intendente Lorenzo Smith, preso de emoción, le agradeció al cantante el gesto de permitirle subir al escenario para que Cynthia pudiera "tocar y darle un beso" a su ídolo musical.

Fue una escena muy fuerte, donde la sensibilidad humana fue colectiva, pero la alegría de la niña era inmensa y sólo el prolongado aplauso del público hizo posible salir de esa cuadro emotivo que habla del temple y la resignación de una pequeña que sufre interiormente el dolor de una ceguera.

Una reflexión

Lo vivido el sábado a la noche en Villa 213 nos permite una reflexión serena. Vivir en tinieblas, sin poder realizar las tareas diarias, hacen que Cynthia no tenga una vida normal.

Le falta lo esencial en todo ser humano, esos dos ojos que le pueda permitir ver el rostro de sus padres y hermanos, la felicidad de tener amigos y amigas. Realizar las tareas cotidianas. Ir a la escuela para forjarse un futuro lleno de esperanza.

Sin embargo, Díos le brindó el poder de la resignación, el respeto y la sabiduría de saber aceptar su dolor, aunque el viernes a la noche, por algunas horas, Cynthia se sintió feliz de poder "tocar" abrazar y darle un beso al Chaqueño Palavecino. Esto demuestra que la vida es "lágrimas y sonrisas" y que la fe y la esperanza siempre debe estar latente en todo ser humano.

Resignación para Cynthia. Agradecimiento por el gesto para el Chaqueño Palavecino y todo el valor y la sensibilidad de un intendente como Lorenzo Smith que mostró una faceta de su personalidad sabiendo de su sencillez y profunda fe cristiana.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!
You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable