20°C
Jueves 24 de septiembre de 2020

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Michael Corleone se dio cuenta, al postular su teorema, de que toda la vida había vivido equivocado creyendo que la mugre provenía de abajo y se iba diluyendo a medida que se subía en la escala social. Pero cuando intentó ascender descubrió que es al revés, que la suciedad proviene de arriba y se derrama hacia abajo. Por eso cuando Michael quiso comprar honorabilidad, se metió en un territorio aún más infernal que el suyo y la tragedia le hizo pagar su osadía mucho más caro de lo que imaginó.
**********
Cristina sabe que nunca podrá librarse de sus culpas, a las que conoce bien porque las cometió. También sabe que no podrá transferírselas al macrismo sin caer también ella en la volteada. Entonces se propone cerrar el capítulo para todos. Aunque no sea tan fácil de entender, ella, sin ignorar su culpabilidad, se considera inocente por la aplicación del teorema de Michael Corleone. Porque al nivel del hombre común, tomar dineros ajenos es un delito, pero al nivel de los seres excepcionales, no. En el Olimpo palaciego y político, el delito no es delito sino misión, proyecto. Lo que se hace, incluso el enriquecimiento propio, se hace por los demás. Son los privilegios de pertenecer.
************
Cristina, entonces, no espera dar vuelta la tortilla a su favor sino que ya nadie persiga a nadie más. Que el delito sea punible solo por abajo, al nivel del mafioso común, donde ocurre la trama de El Padrino. Pero que más arriba ya nadie sea susceptible de ser acusado de ningún delito, porque en el Palacio todo lo jurídico es político y entonces nadie puede ser juzgado por nada de lo que hace a ese nivel. Pero los que sí serán castigados son los jueces que se metieron con los políticos. Cristina ya fue juzgada y absuelta por la historia y por el pueblo, como dijo cuando hizo su alegato de defensa en tribunales.
************
En síntesis, con el law fare no hay delito común en las alturas del poder. Por eso allí no se debe meter la justicia (y para ello se necesita una justicia al servicio del poder). El castigo por el delito común le puede llegar a los ladrones de medio pelo como José López y sus maletas que es la altura máxima hasta la cual Cristina admite que hubo criminalidad. Pero no más allá. De Vido está en el borde, no se lo defiende pero ya lo suyo linda con la política. Lázaro Báez es innombrable, pero discretamente se lo apoya. Boudou es lawfare puro porque no robó, sólo expropió por orden de la corona. Es un héroe civil.
************
Y aún más Cristóbal Lopez que luego de muchas peripecias, está por licuar su deuda porque con ella le sirvió al poder político. Gildo Insfrán no coimeo, negoció la deuda de Formosa. Más arriba ya hay solo persecución de inocentes, o cuando menos no culpables, desde Zannini a Cristina. El law fare indulta a los poderosos, está hecho para ellos, pero no se mete con la gente común, a la que se le aplica el reglamento. Es lo que Michael Corleone comenzó a entender cuando pronunció su teorema.
************

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy

Radio Uno En VIVO!!!!
Naranja

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.




Edición Hojeable