20°C
Jueves 24 de septiembre de 2020

Roberto Ayala, íntimo: los secretos de Marcelo Bielsa, el detrás de escena del fatídico offside con Nigeria en el 96 y el valor de una medalla olímpica

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Una foto, a simple vista, es el mínimo fragmento de un momento. Un retrato.
Para muchos puede no significar nada, mientras que a otros les sirve como una especie de puente hacia emociones o recuerdos, esos que se guardan para siempre dentro de la mente. Una serie de imágenes sirvieron de disparador para viajar al interior de Roberto Fabián Ayala.

Algunas instantáneas tocaron las fibras más íntimas del ex marcador central de Milan, Valencia y Zaragoza, quien se abrió al diálogo con Infobae para rememorar su paso por la selección argentina. De las enseñanzas de Marcelo Bielsa y la medalla de oro (durante mucho tiempo cargó con la cruz de no ganar ningún título con la camiseta albiceleste) al dolor aún presente por la final perdida ante Nigeria en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y su nuevo rol como integrante del cuerpo técnico de Lionel Scaloni.

¿Qué se le viene a la mente al ver una foto en la pensión de Ferro?
Los chicos que compartieron un campo, una pensión, un sueño… Con varios de ellos todavía tengo contacto. El que no tuvo la posibilidad en el fútbol pudo rehacer su vida, formar una familia. Me vienen lindos recuerdos.

En ese momento Ferro era bien mirado a nivel fútbol, en cuanto a inferiores, por la formación y demás. Era un club que te daba la posibilidad de jugar en Primera División (NdR: debutó ante Belgrano, el 23 de febrero de 1992). En el momento de elegir, junto con mi representante, Ferro era una opción que tuvimos en cuenta.

Recién nombró la palabra sueño. ¿Pensaba que iba a lograr todo lo que logró en su carrera?
No, son sueños, deseos. Tengo un tío en Paraná que se llama Lalo, creo que él fue relatando de a poquito lo que me fue pasando dentro del fútbol. Comentaba cuando me vine a probar a Ferro y a la hora de despedirnos me decía ‘mirá cuando te toque jugar en Primera’. Él, hincha fanático de River, decía ‘mirá cuando te toque jugar en River, ni que hablar si viene la Selección’.

Y en cada viaje que me tocaba volver a Paraná como que él iba relatando lo que pasó. Fue muy rápido. Tuve un rápido debut, con 18 años. A los 19 años fui citado por primera vez a la Selección. Después, vinieron los pases. Primero a River, y luego a Italia. Y así con toda mi carrera, que la cerré en Racing. Recorriendo lo que me ha tocado vivir, creo que el fútbol me ha dado muchísimo. No sé si yo tanto al fútbol, pero sí que el fútbol me ha dado mucho.

La siguiente imagen es la bandera de los Juegos Olímpicos. ¿Qué recuerda de esa experiencia?
Marcelo Bielsa, en su momento, dijo una frase muy importante: que hay que sacar el amateur que llevamos dentro para poder jugar al fútbol. Todos lo tienen. Si bien nosotros en ese 2004, los más grandes y algunos que ya estaban surgiendo, estábamos en clubes importantes de Europa, eso no se podía perder a la hora de competir.

¿Por qué? Porque tomaba como ejemplo a chicos que lanzan jabalina, a jugadores de otras disciplinas, que hacían tanto esfuerzo para poder llegar a un Juego Olímpico. Ellos se entrenan muchos años para pocos segundos. Teníamos que saber en el lugar que estábamos y sacar de adentro el amatur que tiene cada deportista.

¿Para usted qué fue ser un atleta olímpico?
Yo lo tomo como un logro muy importante en mi carrera, si bien a nivel Selección siempre se espera lo mejor en un Mundial o Copa América. Yo tuve la posibilidad de estar en dos Juegos y de quedarme con dos medallas.

Pero recién pude valorar esto después de haber ganado la medalla de oro y haber compartido la Villa Olímpica con otros deportistas. Charlas en las cuales vos te enterás de las cosas que hacen, todo lo que viven para llegar a un Juego Olímpico. Tener dos medallas Olímpicas en mi casa hacen que le dé muchísimo más valor a mi carrera.

Ahora aparece una foto de Atlanta ’96. ¿Qué es lo primero que se le viene a la mente?
Siempre, lo primero que se nos viene a la mente, es cómo perdimos esa final (NdR: Argentina cayó por 3 a 2 con un gol de Emmanuel Amunike sobre la hora). Creo que éramos un equipo de nombre y de hombres, aunque algunos empezábamos a dar nuestros primeros pasos. También nos encontramos con un rival que después todos sus futbolistas fueron importantes en Europa y supieron aprovechar ese momento.

Había mucho bronca por tener una medalla de plata, pero después me di cuenta de que estaba bien tener una medalla de plata. Que llegamos a lograr una medalla, que no es nada fácil.

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy

Radio Uno En VIVO!!!!
Naranja

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.




Edición Hojeable