21°C
Martes 22 de octubre de 2019

El administrador de la NASA y su “guerra” con Elon Musk: una lección sobre realismo en la exploración espacial

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
altaltMientras SpaceX presentaba su Starship, Jim Bridenstine le recordó al empresario que tiene un atraso notable con el proyecto Commercial Crew, de la agencia espacial estadounidense.
La guerra de declaraciones llegó a la descalificación de algunas estimaciones de Musk por “poco realistas”

“Podemos ir a otros lugares del sistema solar, como Saturno, pero creo que lo más importante en lo que debemos centrarnos es en el camino más rápido hacia una ciudad autosuficiente en Marte”, dijo Elon Musk el 28 de septiembre, durante la presentación de Starship, la nave de SpaceX diseñada para llevar tripulación y cargamento fuera de la Tierra.

A diferencia del numeroso público que se preparaba para escuchar en streaming vivo las palabras del empresario, el administrador de la NASA carecía de entusiasmo.

Jim Bridenstine trabaja con Musk en otro proyecto, Commercial Crew, por el cual la agencia espacial estadounidense delegó en empresas privadas la construcción de “transporte seguro, confiable y económico para enviar y traer personal de la Estación Espacial Internacional”. Desde su perspectiva, el éxito de SpaceX en sus 17 años de historia se debe en parte al continuo apoyo de la NASA mediante enormes contratos.

Bridenstine aludía a Crew Dragon, una cápsula para llevar materiales y personal en un cohete Falcon 9, en cuya prueba y entrega Musk está “muy atrasado”, según dijo Bridenstine en la guerra de redes y declaraciones que surgió a partir de su tuit.

Crew Dragon es la solución que SpaceX ofreció —y por la cual fue contratada la empresa, al igual que Boeing— para cubrir el vacío que dejó el cierre del programa de transbordadores espaciales en julio de 2011. Como la agencia ya no tenía vehículos para llevar personas y provisiones a la órbita baja terrestre donde se encuentra la Estación Internacional Espacial, ni presupuesto para construirlos, los encargó a terceros.

Pero la espera se ha prorrogado varias veces desde el inicio del contrato en 2014, con altos costos: para ir a la estación, Estados Unidos debe comprarle a Rusia un lugar en el Soyuz, un servicio por el cual paga USD 85 millones cada vez.

Se esperaba que Crew Dragon estuviera listo en 2017. Por fin en marzo SpaceX completó una misión (sin personas) hasta la estación; pero en abril, durante una prueba de motores, una de las cápsulas explotó. La compañía y la NASA acordaron una nueva postergación de la primera misión tripulada: ya no será en 2019.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable