8°C
Miércoles 21 de agosto de 2019

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
En el caso de que Fernández asuma como nuevo presidente, sus márgenes de acción estarán acotados por la situación fiscal y el acuerdo con el FMI
***************
Durante toda la campaña, analistas, periodistas y una porción considerable de la población se preguntaban cómo podía ser que un gobierno que ha fracasado estrepitosamente estuviera en una posición electoral competitiva, según indicaban casi todas las encuestas. Los impactantes e inesperados resultados de ayer dieron respuesta contundente: no era cierto que el macrismo tuviera chances de ganar, y si se especuló con esa posibilidad fue pura y exclusivamente porque las encuestas, una vez más, fallaron muy groseramente en no captar lo que pasaba en la sociedad.
***************
Los ya no más invencibles estrategas de campaña del oficialismo intentaron presentar la elección como una disputa entre un futuro con una economía moderna e integrada al mundo sobre las bases de políticas amigables con el mercado y en condiciones de liberar las fuerzas productivas del capitalismo, y un pasado basado en un modelo con sesgos autoritarios y que no había resuelto problemas centrales y endémicos.
***************
Un muy influyente editorialista llegó al exabrupto de decir que en esta elección se jugaba si el futuro del país iba a ser o no una democracia. Ni las encuestas captaron el pulso de la población, ni el gobierno se quitó su dogmática venda ideológica para darse cuenta de lo que estaba pasando.
***************
Insistió con no volver a un pasado, sin advertir que para la mayoría de la población su pasado material durante el kirchnerismo había sido mejor que los últimos tres años y medio largos, en los que se derrumbó el poder adquisitivo, aumentó el desempleo, subió la pobreza, cerraron miles de empresas, empeoró la distribución del ingreso, etc., etc.
***************
El rechazo de una parte de la población a Cristina Fernández de Kirchner y el flojo balance de su segunda gestión fueron eclipsados por las drásticas consecuencias de una pésima gestión económica. Que ni siquiera dejó sentadas las bases para un mejor funcionamiento futuro de un capitalismo moderno e inclusivo. Por el contrario, dejó al país sometido a una herencia muy pesada, determinada fundamentalmente por los condicionamientos del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y un nivel de endeudamiento inaudito.
***************
El voto del bolsillo arrasó con las falsas antinomias de que lo que se jugaba era democracia vs. autoritarismo, pasado vs. futuro, capitalismo inclusivo vs. intervencionismo estatal anacrónico e integración al mundo vs. vivir con lo nuestro. Terminó quedando nítidamente en claro que lo que primaba en la gente era la malaria económica.
***************
Era la economía, estúpido, diría otra vez el asesor de Bill Clinton, como en aquella campaña de 1992 contra George W. Bush. A partir de hoy da comienzo a una etapa que puede llegar a ser dramática y muy compleja.
***************
De ahora a la entrega determinada del poder el 10 de diciembre restan nada menos que cuatro meses, que transcurrirán con un presidente que además de admitir que “tuvimos una mala elección”, se mostró definitivamente derrotado y sin el temple como para intentar revertir el resultado en la primera vuelta.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable