17°C
Jueves 20 de junio de 2019

Comentario Politico Nacional

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Mauricio Macri, al ingresar al velatorio del diputado Héctor Olivares.Mauricio Macri, al ingresar al velatorio del diputado Héctor Olivares.La obsesiva apuesta de Mauricio Macri por la reelección

Los recuerdos de la campaña del 2017, la chispa de aquella rebeldía y las exageraciones actuales.


Mauricio Macri y algunos ministros sueñan con repetir el vértigo del pasado. Imágenes como las del sorprendente 1º de abril de 2017. La economía venía en baja; habían golpeado al Gobierno un paro general contundente de la CGT y los cachetazos de Elisa Carrió y el kirchnerismo por el pago de la deuda con Correo Argentino, que debió abortar después del escándalo.

Pero aquel sábado, tras una convocatoria algo tímida en las redes sociales para marchar en apoyo del Presidente, más de cien mil personas se juntaron en Plaza de Mayo y en las calles cercanas del centro. No lo podían creer ni los dirigentes más optimistas del oficialismo.

Desde aquel anochecer agitado, la remontada de Cambiemos no se detuvo y terminó en la victoria de las elecciones legislativas de octubre. Eran otros tiempos.

Pero una chispa de aquella rebeldía volvió a relucir esta semana. Macri vivió el búmeran que golpeó a la Corte Suprema como una puerta abierta para insistir con su obsesivo proyecto de reelección. De la desorientación del martes, por al alineamiento de cuatro de los cinco jueces supremos con los planes electorales de Cristina Kirchner, pasó a la euforia del jueves cuando se puso en evidencia el ejercicio obligado de marcha atrás de los jueces.

Es que el cacerolazo discreto del miércoles en algunos barrios porteños y en otros del Gran Buenos Aires le sirvió al Presidente para blindarse el espíritu y relacionar esta corriente de hastío social por la inacción de la Justicia con aquel brío ciudadano de hace dos años. Es posible que se trate de esa exageración que los ingleses llaman wishful thinking.

De todos modos, está claro que se trata de situaciones bien diferentes. Si bien la imagen de Macri había caído en 2017, el declive no había tenido la profundidad del derrumbe de estos meses. Cambiemos fue la bandera de las expectativas de transformación en la elección de 2015 y mantuvo, ya con algunas dudas, el liderazgo de las expectativas dos años después.

Pero todas las encuestas muestran ahora que esos sentimientos están quebrados en buena parte de la sociedad. Y la respuesta que hasta ahora luce vacía en los sondeos es bastante simple: ¿cuál sería ahora la nueva razón de los argentinos, golpeados por el dólar y la inflación, para repetir el voto por el Presidente?Ese interrogante abrumó en las últimas semanas al círculo más íntimo de Macri.

Pero el clima comenzó a cambiar después del permiso del FMI al Banco Central para contener al dólar; del acuerdo de precios con las empresas para frenar la inflación y de la oferta a la oposición para avanzar en un acuerdo político que se desinfla a medida que pasan los días. Por eso, el temblor de la Corte por la causa Vialidad de Cristina terminó de convencer al Presidente sobre la posibilidad de avanzar más firmemente para recuperar el oxígeno del proyecto reelección. La reacción en cadena del Gobierno contra los jueces supremos, que incluyó al Procurador General, a la Unidad de Información Financiera y a la Oficina Anti Corrupción, mostró una cohesión ausente en los últimos tiempos.

Ese es ahora el gran objetivo de Macri. Sortear los escollos de la economía y la expectativa devaluada. Dejar atrás las alternativas del Plan Vidal y la de la coalición ampliada, esa trampa que le tiende el sinuoso radical Alfredo Cornejo, ansioso porque no tiene empleo en el Estado después del 10 de diciembre.

Con 99 causas judiciales en su contra pendientes de resolución, el Presidente le echará una última mirada a las encuestas antes del 22 de junio y decidirá como siempre lo ha hecho en su historia política. Será nuevamente candidato sólo si siente que puede ganar y cambiar la imagen titubeante de estos cuatro años en un segundo mandato.


Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (1)add
Duran BARBA..presidente....MACRI .... vice
Escrito por Alberto , 19 de mayo de 2019, 19:23 hs.
La formula sería DURAN BARBA presidente....MACRI...y.vice.....y todos felices....
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

Video ID missing!
Edición Hojeable