35 °C
Martes 22 de enero de 2019

Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
El fuerte ajuste que aplica la administración Macri sobre el sistema nacional de Ciencia y Tecnología solo es comparable al aplicado durante la década del 90, cuando las políticas económicas que imperaban en esos años también recortaban el presupuesto en estas áreas y desalentaba el trabajo de los investigadores.
************
En una entrevista concedida días atrás a una emisora de radio porteña, el biólogo e investigador Alberto Kornblihtt advirtió que el gobierno nacional “castiga a los científicos porque no los considera necesarios y porque le molesta el pensamiento crítico”. Algo similar señaló en su momento la socióloga Susana Torrado cuando le pidieron que reflexionara sobre la tristemente célebre frase de Domingo Cavallo, el superministro de Carlos Menem que no dudó en “mandar a lavar los platos” a los científicos argentinos. En rigor, la opinión de Torrado no fue una más. Según explicó, el exabrupto del promotor del plan de convertibilidad fue la respuesta a unas declaraciones públicas que ella había realizado en relación al creciente desempleo que sufría la Argentina en los 90. Sin argumentos para rebatir la explicación que daba la socióloga, Cavallo no tuvo mejor idea que intentar descalificar a los investigadores argentinos, recomendándoles que se dedicaran a tareas domésticas, pero a no a indagar en aspectos como el desempleo que podían alertar sobre el peligroso rumbo que estaba tomando la Argentina.
************
A casi 25 años de aquella desafortunada expresión del entonces superministro de Economía, las políticas de ajuste volvieron a poner contra las cuerdas al sistema científico argentino. Aunque es muy poco probable que algún miembro del gobierno nacional actual cometa el mismo error de Cavallo, ya que el discurso del macrismo por lo general está orientado a hacer tolerables incluso las medidas más impopulares, lo cierto es que los resultados son los mismos. Según Kornblihtt, por un lado el presidente Macri dice alentar la investigación aplicada, pero solo en el plano discursivo, mientras que en la práctica avanza con severos ajustes que desalienta cualquier tipo de investigación en el campo científico. Es más, durante la campaña electoral y en camino para llegar a la Casa Rosada, el actual titular del Ejecutivo nacional había prometido invertir en el área de Ciencia y Tecnología el 1,5 por ciento del PBI.
************
Cabe recordar que al hablar durante la ceremonia de la última entrega de los premios Houssay, luego de destacar la importancia de la Ciencia y Tecnología para el desarrollo del país, el presidente remarcó que “prácticamente se duplicó el presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva”. Poco después, el sitio web Chequeado.com, que se dedica a verificar el discurso público, calificó de falsa a esa afirmación, señalando que “los fondos ejecutados, que incluyen al Conicet y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae), aumentaron casi 50 por ciento en la gestión de Cambiemos, la mitad de lo marcado por Macri. Sin embargo, si se cuenta la inflación de ese período, la ejecución real cayó entre un 9 y un 16 por ciento. También bajó su participación en el gasto total y en el PBI”.
************
La Argentina, lamentablemente, está cada vez más lejos de ser una nación líder en la región en ciencia y tecnología. El desfinanciamiento del trabajo de los investigadores, como se observa en los últimos años, aleja al país de ese objetivo. Vale recordar que, al término de la Segunda Guerra Mundial muchos países apoyaron decididamente la tarea de sus científicos con políticas de Estado que continuaron más allá de los cambios de gobierno. Son esos mismos países los que lograron también coordinar esfuerzos en favor de las instituciones que se dedican a ciencia y tecnología en sintonía con la demanda de conocimientos del sector productivo. Corea del Sur, Japón, Alemania, Francia, Canadá, Reino Unido y Australia, además de China, India y Estados Unidos, son los países que lideraron esos cambios, aumentaron sus presupuestos del área e hicieron posible que la mayoría de sus ciudadanos gocen de un bienestar que otras naciones no tienen. En nuestro país la administración de Cambiemos parece haber elegido el camino opuesto, el de las políticas de continuo ajuste y presupuestos paupérrimos que hipotecan el futuro del sistema científico nacional, condenando a la Argentina a ser un país periférico y mero exportador de materias primas.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.



Edición Hojeable