27 °C
Jueves 23 de marzo de 2017

Viento Norte

Edicion Impresa - Viento Norte

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Se estima que en la Argentina se desecha un promedio de tres kilos de basura electrónica por habitante por año, y se cree que esa cifra podría ser más alta en los próximos años en la medida en que se acorte aún más la vida útil de nuevos dispositivos de consumo masivo que siguen la lógica de la obsolescencia programada que impulsan los gigantes de la industria en todo el mundo.

**************

Acumulados en los hogares y oficinas, los residuos electrónicos se han vuelto en serio problema a resolver en todo el planeta y especialmente en las grandes áreas urbanas donde no existen programas de recolección que permitan separar los residuos convencionales de los equipos electrónicos que se tiran y que, por sus componentes, representan una amenaza al medio ambiente.

**************

El caso de los teléfonos celulares, por ejemplo, se presenta como un enorme desafío a resolver ya que cada vez que aparecen en el mercado nuevos dispositivos que seducen a los consumidores con sus nuevas funciones, la gente tiende a cambiar rápidamente el aparato, muchas veces sin que existan razones de peso para hacerlo. En un documento titulado “El lado tóxico de la telefonía móvil”, la organización ambientalista Greenpeace advierte que en los últimos años se desecharon sólo en la Argentina casi 10 millones de aparatos de telefonía móvil por año, lo que representa un “alarmante nivel de descarte” que se replica también en otros lugares del mundo donde los consumidores también se ven tentados a subirse a la vertiginosa ola del desarrollo tecnológico que cobra mayor fuerza de la mano de la lógica del mercado que instala como un mandato la necesidad de cambiar en forma permanente todos aquellos equipos eléctricos y electrónicos que se consumen en los hogares. Los especialistas de Greenpeace observan que las nuevas funcionalidades y modelos de los aparatos; así como la mayor accesibilidad por la disminución de los costos y la oferta constante de “la novedad”, hacen que estos productos se tornen obsoletos con mayor rapidez y por lo tanto tengan como destino final la bolsa de la basura.

**************

Volviendo al problema de los celulares, debe recordarse que estos equipos son fabricados con componentes que contienen metales pesados y sustancias químicas tóxicas que si no son tratados en forma adecuada pueden contaminar el ambiente. Los ambientalistas advierten, por otra parte, que muchos de estos componentes poseen también materiales que son muy valiosos y podrían recuperarse en vez de disponerse en rellenos sanitarios o en basurales a cielo abierto. Por lo general, la mayoría de los aparatos electrónicos fueron fabricados con metales pesados y elementos contaminantes, y muchos de los que se comercializan a nivel local no siempre cumplen con la normativa RoHS de la Comunidad Europea que prohíbe el uso de ciertas sustancias peligrosas como plomo, mercurio y cadmio y también sustancias retardantes de las llamas usadas en algunos plásticos que con frecuencia se hallan en computadoras y dispositivos informáticos. En el caso de los celulares, uno de los elementos con mayor potencial de contaminación son las baterías recargables. Por estas razones es indispensable contar con un sistema de gestión de la basura electrónica que esté al alcance de toda la población.

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy
Radio Uno En VIVO!!!!

VIDEOS

You need Flash player 6+ and JavaScript enabled to view this video.


Edición Hojeable