12°C
Martes 16 de julio de 2019

Mauricio Macri y su dramática carrera contra reloj

Fuente Aumentar Fuente Disminuir Fuente
Vidal arregló el conflicto docente. Rodríguez Larreta abrió Corrientes peatonal. Pero la inflación lo opaca todo.

“Abril, quizás, esté perdido. Si en mayo no empieza a verificarse una baja a la inflación estaremos fritos”. El comentario lo deslizó con pesadumbre uno de los pocos ministros con densidad en el gobierno de Mauricio Macri.

Sucedió a poco de blanquearse el 4,7% en el alza de precios que el Indec comunicó sobre marzo. Acumula 11,8% en lo que va del año. Un 54,7% en los últimos doce meses. La mala novedad era esperada. Pero de todas formas impactó con profundidad.

Aquel cálculo, bien estrecho, demuestra el margen político que se le continúa consumiendo a Cambiemos. El índice de mayo recién se conocerá en junio. El 22 de ese mes cerrarán las listas de los precandidatos para las PASO de agosto. El Presidente, con viento a favor, dispondrá de dos meses y pico para intentar revertir las expectativas sociales que están en un tobogán desde hace un año. Cuando los movimientos de los mercados obligaron a enterrar el gradualismo.

Si todo funcionara según aquellas conjeturas, Macri tendría otro par de meses hasta la votación de octubre. Y treinta días adicionales si se termina ubicando en la grilla para el balotaje de noviembre. Ese recorrido sólo debería estar regado por noticias económicas que estimulen la esperanza popular. Un milagro para la precarísima realidad de la Argentina. De la cual depende la reelección presidencial.

Amenazado por ese panorama, el Gobierno parece haber entrado en un tiempo de urgencias e improvisaciones. Algo se nota: el relato hace agua por los cuatro costados. El Presidente resultó previsor y ordenó el programa. Se anticipó a la pésima noticia del pico inflacionario.

Pero sostuvo que era necesario llegar a esa cima para iniciar su verdadera reversión. Algo difícil de entender en la teoría económica. También desde el sentido común de la política. El Gobierno ha perdido el norte en la práctica y el discurso público sobre la inflación.

Macri dejó para este miércoles, en vísperas del inicio de Semana Santa, el anuncio de las nuevas medidas que apuntan a detener la inflación y reanimar un consumo deprimido. Sería una nueva línea de lanzamiento para su gobierno que engarzaría con el progreso de la campaña electoral.


Por Eduardo Van der Kooy

Espacio Publicitario
 
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento, fuera de contexto o no relacionado con la nota en cuestión, será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
corto | largo

busy